Mi web no vende ¿Por qué? 

¿Te has hecho alguna vez esta pregunta? Mi web no vende ¿Por qué? Si es así, te interesa leer este artículo completo.

Nos encontramos en un momento económico y social increíblemente desconcertante. Todas las predicciones, planes estratégicos y demás hojas de ruta han fallado y nos toca ser capaces de cambiar el modelo económico y empresarial de una manera ágil.

En plena pandemia, cuando las sonrisas sólo se pueden ver en los ojos , las casas pasan a ser oficinas, los negocios de éxito empiezan a ver tambalear su cuenta de resultados y todo parece improvisado, toca  sin más demora lanzarse a la transformación digital.

2020, el año de la transformación digital

 

A este “espectáculo” de año, podemos adjudicarle una única certeza: «el 2020 se ha convertido en el año en el que una pandemia ha obligado a las empresas que no lo hubieran hecho antes, a digitalizarse».

Se sabía que la tan esperada transformación digital tendría que llegar, los expertos llevaban tiempo avisando a las empresas de que era necesario comenzar con la digitalización, pero lo que nadie sospechaba es que una pandemia seria la causa final de este comienzo.

En estas circunstancias, el escenario actual que nos encontramos es un sinfín se empresas que sin saber muy bien cómo salir de este caos, buscan cambios rápidos para tener ventas rápidas.

Aquí es donde radica el problema, a pesar de estar en la era de la transformación digital, existe un gran desconocimiento por parte de empresarios y directivos sobre el funcionamiento del mundo digital.

Un dato revelador de las circunstancias actuales en nuestro país es que, si nos fijamos en las empresas del Ibex 35 tan solo un 7% de los directivos, tiene experiencia digital. Según datos del Estudio anual ‘The road to corporate: Spanish listed companies study’ que ha publicado Russell Reynolds Associates (RRA).

Actualmente, nos encontramos a clientes que de una manera urgente y casi desesperada, piden presupuestos para «ayer», resultados de campañas en semanas o solicitan crear una web pensando que con ella ya tendrán ingresos.

Innovar más allá de lo lógico

 

Es necesario trasladar a las industrias y empresas menos digitalizadas, que la transformación digital es una maquinaria compleja que necesita de varios engranajes para que funcione, además de tiempo para recoger los resultados.

Hablamos de una técnica que necesita esfuerzo y plena dedicación. Para que nos entendamos:

Imaginemos una máquina industrial que en el centro tiene un engranaje gigante que se mueve solamente gracias al movimiento de otros engranajes más pequeños que lo rodean…. de tal manera que sí un engranaje pequeño frena, el engranaje gigante va lento o se para y el producto no sale.

Este sistema lo podemos aplicar a las ventas online de una empresa de la siguiente manera:

El engranaje gigante es la web y los engranajes más pequeños son todas aquellas plataformas o acciones,… que consiguen “mover” la web o lo que es lo mismo traer futuros clientes a ella.

Según este razonamiento, el proceso online de cierre de una venta online lo dividiría en dos pasos:

Paso 1.- Que encuentren tu web

Paso 2.- Que una vez que te encuentren, te compren

Nuestra labor será facilitar estas dos fases acelerando y facilitando el proceso de compra lo máximo posible.

Lleva tráfico a tu página web

 

1.- ¿Qué podemos hacer para que encuentren tú web?

Para que encuentren tu web, es imprescindible que se muevan los otros engranajes atrayendo futuros clientes a tu web.

Cada uno de estos engranajes es tan importante por sí mismo como para el funcionamiento de toda la maquinaria.

Dentro de estos engranajes, podemos priorizar los siguientes:

  • Redes sociales (Instagram, twitter, youtube, linkedin, facebook,…)
  • Podcast
  • Networking / Eventos
  • Google Business
  • Blog / Newsletter
  • Posicionamiento Web

Quizás te interese leer: Cómo Hacer Crecer Tu Empresa Con El Marketing Digital

2.- ¿Qué compren en tú web?

Una vez hemos conseguido que el futuro cliente haya llegado a nuestra web, es imprescindible tener en cuenta que la experiencia inicial del cliente hará que cierres o no la venta. ¿A que nos referimos con ello? A que todas aquellas barreras que no hagan que el proceso de compra sea ágil, harán que tu cliente se marche a la competencia y es probable que no vuelva. Por ello, hay que tener en cuenta entre otras cosas que:

  • El tiempo vale oro – el tiempo de carga de una web ha de ser el mínimo posible, tú cliente no tiene ni tiempo ni ganas de esperar un segundo innecesario que puede ser el segundo que haga que compren a tu peor competencia.
  • La seguridad de web – no te olvides de la «s» la seguridad es imprescindible ya que tendrás datos de clientes que deben ser protegidos.
  • La usabilidad – se refiere a la “comodidad”. El cliente ha de estar cómodo navegando por la web, ha de ser fácil, limpia, la experiencia ha de ser perfecta, se han de abreviar los pasos y guiar al cliente hasta el pago final sin obstáculos.
  • La fiabilidad de la marca – Si tu marca tiene una imagen poco fiable, una web con un diseño no amigable,
  • Responsive – Muchísimos serán los futuros clientes que entren a comprar vía móvil o Tablet, si no estás adaptado… has perdido un cliente.
  • Postventa – Genera lealtad, crear clientes fieles y potencia las ventas.

¿Quieres recibir más visitas en tu web y convertir las visitas en clientes? Contacta con el equipo de Be Digital Business

Pilar Vidán , CEO Be Digital Business

Comparte:

Más artículos

Contacta con nosotros